lunes, 25 de mayo de 2015

Home decor: un florero

¡Hola!

Pensabas que ya no volvería, ¿verdad? Pues tengo que confesarte que yo tampoco lo tenía muy claro... Empecé con el firme propósito de escribir cómo mínimo un post a la semana y ya ves el resultado...

Llegados a este punto he tenido que reflexionar y me he dicho: “a ver, este blog lo haces porque te gusta, no es una obligación: si no hay post todas las semanas, no se va a acabar el mundo”. Así que no me voy a agobiar si no escribo cada semana (porque ese agobio lo que me produce es el efecto contrario a lo deseado: no hay inspiración, no sé que contarte... y es el pez que se muerde la cola). Y no quiero abandonar este proyecto nada más empezarlo. Tienes que saber que soy muy impaciente y demasiado perfeccionista conmigo misma; y a veces hay que dejar que las cosas sigan su ritmo... Estoy empezando, poco a poco, y ya iré viendo si puedo o no escribir cada semana e intentar encontrar un sistema que me permita dar una periodicidad a mi blog.

Bueno, después de este rollo de porqué no escribo tan a menudo como quisiera, te explico lo que vengo a enseñarte.


A finales de abril se me encendió la lucecita la alarma porque se acercaba el día de la madre y no tenía ni idea de qué regalar. No soy de las que hacen un mega-regalo en este día y desde que me inicié en el scrapbooking decidí regalar algo hand-made. Así que estuve dándole vueltas y ¡zas! me vino a la mente uno de los talleres que Rut Cabrera impartió en el workshop de Scrapaddictes (te tengo que confesar que este workshop es de lo mejor que he hecho y la mejor inversión: a parte de enseñarte técnicas, trucos, ideas… lo más importante para mi ha sido que me han inspirado a crear y a perderle medio a probar cosas nuevas). Lo que te decía, en ese taller Rut nos enseñaba cómo aprovechar material de scrap para hacer un home decor. Y me puse manos a la obra.

Tengo en casa varios botes de cristal para reciclar (desde que hago scrap lo guardo todo… ¿no te pasa a ti?) y decidí utilizarlos. Me lo pasé genial transformando un simple bote de cristal (de garbanzos cocidos para más seña) en un bonito -al menos para mi ;)- florero. Para ello utilicé pintura acrílica de Martha Stewart, washi tape, troquelados en vellum y corcho, un poco de cuerda y varios adornos de la colección Serendipity de Dear Lizzy. 

Florero home decor


Florero home decorFlorero home decor

Florero home decor


Las flores no estaban incluidas inicialmente en el proyecto; pero cuando acabé los floreros y pensé en cómo envolverlos para regalo, no acababa de encontrar un packaging resultón. Así que se me ocurrió la idea de no envolverlos, sinó entregarlos como cuando regalas flores sin papel de regalo. Y de ahí que se me ocurriera hacer esas flores (el día antes, ¡claro! ¡Para que lo voy a pensar con tiempo!). Cogí unas cuantas cañitas que tenía por casa, troquelé cartulina verde clarita y me puse a jugar con las acuarelas y las tintas en spray de Heidi Swapp.

Florero home decor

Florero home decor

He pensado presentarme con este proyecto al reto del mes de mayo de Scrapaddictes, que el único requisito para poder participar es utilizar washi tape. Así que me lanzo y a ver qué pasa... Si te quieres apuntar, aún estás a tiempo hasta el 30 de mayo.

11 comentarios:

  1. Quina monada! T'he dit mai que t'hi podries dedicar? ;)
    No t'agobïis per la periodicitat, jo no escric al bloc de ganxet des de gener però encara no he renunciat a tornar-hi, i això que els fans no ploren la meva absència :D Ànims, que tens molt a dir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ai, Fanny! Tu sempre animant-me; ets un sol!!! Petonàs

      Eliminar
  2. Te ha quedado monísimo!!! Muchas gracias por participar en el reto y mucha suerte!!
    Bsitos!!

    ResponderEliminar
  3. Oohh!! es precioso! muchas suerte guapa!

    ResponderEliminar
  4. Muy original. Gracias por participar en el reto de Scrapaddictes, suerte.

    ResponderEliminar

Blogging tips